Las 3 características de Six Sigma

Six Sigma tiene como objetivo básicamente mejorar la eficiencia de los procesos empresariales reduciendo el número de defectos. El objetivo es lograr procesos casi perfectos en los que el número de defectos no exceda de 3,4 por millón de oportunidades que existen para que tales defectos ocurran en circunstancias normales. Seis conceptos Sigma pueden ser implementados en todo tipo de organizaciones, ya sea una empresa única con unos pocos procesos simples o una gran corporación que tiene cientos de complejos procesos de negocio.

Sin embargo, con el fin de realizar el potencial completo de las implementaciones de Six Sigma, es necesario definir y comprender algunos conceptos básicos que son vitales para el éxito de cualquier implementación de Six Sigma. A continuación se explican algunas de las características clave de Six Sigma que las organizaciones necesitan entender antes de ejecutar seis proyectos de implementación de Sigma.

 

Apoyo y compromiso de liderazgo

El éxito de cualquier proyecto de implementación de Six Sigma depende mucho del nivel de soporte que proporciona la administración superior a seis equipos Sigma que manejan las implementaciones. El apoyo y el compromiso se requieren en forma de tiempo, esfuerzo y recursos, que son vitales para el éxito de cualquier iniciativa de mejoramiento de la calidad emprendida por una organización. El liderazgo no puede permitirse tener una actitud relajada mientras se implementan seis proyectos de implementación de Sigma en la organización.

 

Enfoque basado en datos

Seis conceptos Sigma, si se implementan con éxito, ayudan a reducir los defectos y mejorar la eficiencia. Esto se debe a que Six Sigma mejora la calidad de las técnicas se basan en el razonamiento racional y hacer uso de herramientas estadísticas que proporcionan resultados precisos. El enfoque basado en los datos ayuda a reducir la dependencia de la experiencia humana y los sentimientos intestinales, que a veces pueden resultar desastrosos, especialmente cuando se trata de procesos complejos de negocios que tienen múltiples procesos sub. Las herramientas estadísticas se utilizan en cada etapa del proceso de implementación de Six Sigma, como definir, medir, analizar, mejorar y controlar para eliminar la ocurrencia de errores humanos.

 

Formación y cambio cultural

Six Sigma, como metodología de mejora de la calidad, pone énfasis en proporcionar la capacitación necesaria a los empleados para que puedan llevar a cabo las implementaciones de manera mucho más eficaz. La formación adecuada es necesaria para todo tipo de personal asociado con los proyectos de implementación, ya sea un Gerente Senior o un capataz de planta que se ocupa de tareas rutinarias. Six Sigma también enfatiza la concientización de los empleados acerca de los cambios que se van a producir después de las implementaciones.

Los empleados deben ser conscientes de los posibles cambios en su entorno de trabajo y cómo les ayudará a reducir su carga de trabajo y aumentar su eficiencia general.

Todas las características indicadas anteriormente forman el núcleo de cualquier proyecto de implementación de Six Sigma y deben ser estrictamente adheridos para asegurar el éxito de las implementaciones. El incumplimiento de cualquiera de las bases mencionadas anteriormente puede socavar seriamente la efectividad de las implementaciones e incluso puede conducir a redundancias que pueden resultar muy costosas para la organización.

Fuente de Tony Jacowski

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.